martes, 21 de septiembre de 2021

Otoño 2021

En cierto sentido, los equinoccios son el contrapunto de los solsticios. En estos últimos, el Sol detiene su marcha ascendente (solsticio de verano) o descendente (solsticio de invierno) sobre el meridiano del lugar, y todo en la naturaleza terrestre reproduce dicho aquietamiento de una manera u otra -lo que es especialmente notorio en el periodo invernal-. Los equinoccios, por contra, son momentos de cambio máximo: el Sol cruza el ecuador celeste imponiendo su reinado de luz y calor (equinoccio de primavera) o dejando paso a una oscuridad que irá arrinconando a la claridad (equinoccio de otoño).

El otoño es, pues, un periodo de declive. Quizás es la estación que refleja de una manera más nítida la tendencia del ciclo cósmico en el que hemos venido a la existencia -el Sol también declina durante el verano, pero su calor lo disimula-. Y este año, justo al filo de la luna llena del equinoccio de otoño, cuando el magma incandescente del interior de la Tierra experimenta las mareas más intensas y es más proclive a ascender por las grietas de la corteza terrestre, ha entrado en erupción el volcán Cumbre Vieja de la isla canaria de La Palma. Sus lenguas de fuego y lava avanzan sobre un territorio al que los palmeros llaman El Paraíso y arrasan todo lo que encuentran a su paso. Además hemos oído en un noticiero que en estos momentos hay una cantidad enorme de volcanes en erupción en todo el planeta. ¿Qué significará todo esto?

El volcán Cumbre Vieja en erupción (foto: diario AS, 21.09.21)

***

El equinoccio de otoño (de primavera en el hemisferio sur) tendrá lugar el día 22 de septiembre a las 21 horas y 21 minutos de hora oficial peninsular, según el Observatorio Astronómico Nacional. La estación durará 89 días y 20 horas, y acabará el 21 de diciembre con el solsticio de invierno.

Venus, Júpiter y Saturno serán visibles al anochecer durante todo el otoño. Se podrá ver a Mercurio al amanecer, aunque sólo hasta el mes de noviembre y en lugares con horizonte llano y sin contaminación lumínica. Marte aparecerá al alba a partir de noviembre.

El 19 de noviembre se producirá un eclipse parcial de Luna que será visible en España a primera hora de la mañana.


miércoles, 16 de junio de 2021

El rito tenaz del Sol

Tras el solsticio de invierno, día tras día, tenazmente, la órbita del Sol ha ido ganando altura y amplitud para lograr su culminación. Es una carrera ritual que ha requerido de unas energías enormes y en la que no ha habido el más mínimo desfallecimiento por parte del dios radiante. Cuentan que, a cada amanecer, los incas lo alentaban con esta oración:

Que nunca envejezcas; que siempre permanezcas joven; que cada día te alces para iluminar la tierra1.

Una plegaria que también va con nosotros. Que nuestro corazón, “que es en el interior del hombre lo que el sol es en su exterior”1, nunca envejezca. Que permanezca siempre joven. Que cada día se alce por encima de las brumas pringosas de la mediocridad para bañarse en la luz del Intelecto Universal, y así, regenerado, ilumine las indefinidas estancias del yo auténtico (el cual tiene muy poco que ver con nuestro denso yo individual y sus nimiedades). Sólo así podremos ser lo que somos, verdaderamente y sin dobleces. Sólo así alcanzaremos el Destino al que nos hemos adherido por libre voluntad.


Athanasius Kircher, Speculum geneatheologicum sive Theotechnia Hermetica (1679)


***

Según el Observatorio Astronómico Nacional, el solsticio de verano (de invierno en el hemisferio austral) tendrá lugar el 21 de junio a las 5 horas y 32 minutos de hora oficial peninsular. La estación estival durará 93 días y 15 horas, y concluirá el día 22 de septiembre con el equinoccio de otoño.

Al comenzar el verano, Júpiter y Saturno serán visibles al amanecer. En agosto se les podrá observar casi durante toda la noche, pero al término de la estación sólo se les podrá divisar al anochecer. También Venus será visible cuando anochece, en su caso durante todo el verano, como Marte, pero éste sólo hasta fines de agosto.

Durante la estación no se producirán eclipses de Sol ni de Luna.

1 Federico González Frías, Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos, entrada “Sol”. Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2013.


viernes, 19 de marzo de 2021

Primavera 2021

Escribió un poeta anónimo de Tenochtitlán:

Solo venimos a dormir, solo venimos a soñar.
¡No es verdad, no es verdad que venimos
a vivir en la tierra!
Como hierba en cada primavera nos vamos convirtiendo.
Está reverdecido, echa sus brotes,
nuestro corazón.
Algunas flores producen nuestro cuerpo
y por allá queda marchito.



Esa primavera a la que alude el vate y sus goces de distinto orden llegan, en el hemisferio norte, con el equinoccio que se va a producir el 20 de marzo a las 10 horas y 37 minutos de hora oficial peninsular, según el Observatorio Astronómico Nacional. La estación, que va a durar 92 días y 18 horas, acabará con el solsticio de verano el próximo 21 de junio.

En el cielo de los amaneceres de primavera serán visibles Júpiter y Saturno, y tras la puesta de sol, Marte, al que se sumará Venus a partir de finales de abril y Mercurio durante el mes de mayo.

El 26 de mayo tendrá lugar un eclipse total de luna que afectará al este de Asia, Australia, el Pacífico y América, y el 10 de junio, un eclipse anular de sol que será visible en Norteamérica, Europa y Asia. Este último se mostrará en España como un eclipse parcial.

domingo, 20 de diciembre de 2020

Al dios Sol en el solsticio de invierno


Dios Sol,
o mejor, aspecto solar de la Divinidad,
afirmación luminosa del Misterio Insondable.

Tu luz, la de un Fiat Lux vertical
pronunciado en ningún lugar y a ninguna hora,
recorre el mundo de los arquetipos
y emerge, refractada, con una cualidad mutable.

Una bola de fuego es tu símbolo
en el plano de lo tangible,
deidad con careta de estrella.
Explosiva, y a la vez de marcha tranquila.
Violenta, y a la vez benefactora apacible.

Brillas y das calor a todos,
aunque no cada día, ni por igual ni a la vez.
Nos ritmas con tu ritmo,
del que nuestros días y nuestros años son testigos.
Nos invade el sopor cuando te vas,
mas a la vigilia nos retornas cuando vuelves.

Tu lucero, dios, proclama hoy tu triunfo
sobre las tinieblas envolventes del olvido.
Un ciclo nuevo, 
un tiempo regenerado,
una luz esclarecida
que proyectas sobre mi intelecto,
Belleza que me iluminas por dentro.


(Anónimo)


Adorno navideño


*


Según el Observatorio Astronómico Nacional, el solsticio de invierno tendrá lugar el lunes 21 de diciembre a las 11 horas y 2 minutos de hora oficial peninsular. La estación durará 88 días y 23 horas, y terminará el 20 de marzo de 2021 con el equinoccio de primavera.

En el día del solsticio ocurrirá otro hecho astronómico muy importante: la conjunción de Júpiter y Saturno. El máximo acercamiento de los dos planetas, en el que distarán apenas 6 minutos de arco, se producirá a las 19 horas y 27 minutos (hora peninsular). Las conjunciones de Júpiter y Saturno se dan unas 4-5 veces por siglo, pero no se producía una conjunción tan exacta desde julio de 1623.

El cielo de las noches de invierno estará dominado por Marte, al que acompañarán Júpiter y Saturno hasta mediados de enero y Mercurio durante el todo el mes. Se podrá divisar a Venus al amanecer hasta mediados de febrero, fecha a partir de la cual comenzarán a ser visibles en el crepúsculo matutino Mercurio, Júpiter y Saturno.

Durante el invierno no se producirá ningún eclipse.


lunes, 9 de noviembre de 2020

Bitácora de una navegación celeste


Maqueta funeraria de una barca egipcia 
de peregrinos (ca. s. XIX a.C.)
 

"Estoy parado en el puente de la Barca,
Al timón
Y la guío a lo largo de la Superficie límpida de las Aguas...
Así como mi Verbo de Potencia no queda sin fruto,
Así navego en esta Barca
Siguiendo las órdenes de este dios.
Heme aquí que recorro los caminos celestes con mi Barca
Y abro las Puertas de los Santuarios...
Verdaderamente me han sido concedidos los Campos de la Celeste Hermópolis
a título de Herencia".

(Fragmento del "Conjuro para poder conducir una barca en el más allá", del Libro Egipcio de los Muertos)


domingo, 20 de septiembre de 2020

Mitos del cielo estrellado: Géminis

 


Mitos del cielo estrellado
Marc García
Colección Aleteo de Mercurio nº 7
Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2020
Distribuido por
https://www.librosdelinnombrable.com/


Equinoccio de otoño 2020

Como el punto medio de un péndulo que oscila entre dos posiciones extremas, el equinoccio se encuentra a medio camino entre los dos solsticios del año.



Si hiciésemos una fotografía instantánea del péndulo oscilante en esa exacta posición, en nada se distinguiría de una toma del mismo inmóvil. Lo cual nos lleva a meditar que la máxima velocidad (a la que se mueve el péndulo cuando pasa por el punto medio de su trayectoria) es también una imagen de la inmutabilidad. Del mismo modo, el equinoccio de otoño, en el que la longitud del día se acorta con una celeridad que a uno le puede resultar turbadora, es un reflejo de la detención del sol esplendoroso del solsticio de verano y de la quietud del sol que vencerá a la noche creciente en el solsticio de invierno. Puntos cardinales todos ellos de una órbita que revela a su centro, símbolo de un Centro arquetípico que está más allá del Universo material, a la cabeza de la cadena de mundos.

***

Según el Observatorio Astronómico Nacional, el equinoccio de otoño tendrá lugar el 22 de septiembre a las 15 horas y 31 minutos de hora oficial peninsular. La estación durará 89 días y 20 horas, y terminará el 21 de diciembre con el solsticio de invierno.

Al amanecer, el cielo estará dominado por Venus, y al principio, por Marte. Al anochecer serán visibles Júpiter y Saturno, a los que se unirá Marte a mediados del mes de octubre.

Durante el otoño se producirán dos eclipses: el 30 de noviembre, un eclipse penumbral de Luna visible en Asia, Oceanía y América; y el 14 de diciembre, un eclipse total de Sol que se verá en el océano Pacífico, Sudamérica, la Antártida y el océano Atlántico. Ninguno de estos dos eclipses afectará a España.


Fotografía de una puesta de sol en los días previos al equinoccio de otoño (Mallorca)