lunes, 9 de noviembre de 2020

Bitácora de una navegación celeste


Maqueta funeraria de una barca egipcia 
de peregrinos (ca. s. XIX a.C.)
 

"Estoy parado en el puente de la Barca,
Al timón
Y la guío a lo largo de la Superficie límpida de las Aguas...
Así como mi Verbo de Potencia no queda sin fruto,
Así navego en esta Barca
Siguiendo las órdenes de este dios.
Heme aquí que recorro los caminos celestes con mi Barca
Y abro las Puertas de los Santuarios...
Verdaderamente me han sido concedidos los Campos de la Celeste Hermópolis
a título de Herencia".

(Fragmento del "Conjuro para poder conducir una barca en el más allá", del Libro Egipcio de los Muertos)


domingo, 20 de septiembre de 2020

Mitos del cielo estrellado: Géminis

 


Mitos del cielo estrellado
Marc García
Colección Aleteo de Mercurio nº 7
Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2020
Distribuido por
https://www.librosdelinnombrable.com/


Equinoccio de otoño 2020

Como el punto medio de un péndulo que oscila entre dos posiciones extremas, el equinoccio se encuentra a medio camino entre los dos solsticios del año.



Si hiciésemos una fotografía instantánea del péndulo oscilante en esa exacta posición, en nada se distinguiría de una toma del mismo inmóvil. Lo cual nos lleva a meditar que la máxima velocidad (a la que se mueve el péndulo cuando pasa por el punto medio de su trayectoria) es también una imagen de la inmutabilidad. Del mismo modo, el equinoccio de otoño, en el que la longitud del día se acorta con una celeridad que a uno le puede resultar turbadora, es un reflejo de la detención del sol esplendoroso del solsticio de verano y de la quietud del sol que vencerá a la noche creciente en el solsticio de invierno. Puntos cardinales todos ellos de una órbita que revela a su centro, símbolo de un Centro arquetípico que está más allá del Universo material, a la cabeza de la cadena de mundos.

***

Según el Observatorio Astronómico Nacional, el equinoccio de otoño tendrá lugar el 22 de septiembre a las 15 horas y 31 minutos de hora oficial peninsular. La estación durará 89 días y 20 horas, y terminará el 21 de diciembre con el solsticio de invierno.

Al amanecer, el cielo estará dominado por Venus, y al principio, por Marte. Al anochecer serán visibles Júpiter y Saturno, a los que se unirá Marte a mediados del mes de octubre.

Durante el otoño se producirán dos eclipses: el 30 de noviembre, un eclipse penumbral de Luna visible en Asia, Oceanía y América; y el 14 de diciembre, un eclipse total de Sol que se verá en el océano Pacífico, Sudamérica, la Antártida y el océano Atlántico. Ninguno de estos dos eclipses afectará a España.


Fotografía de una puesta de sol en los días previos al equinoccio de otoño (Mallorca)


miércoles, 17 de junio de 2020

¿Non plus ultra?

La majestuosidad del Sol en el solsticio de verano no puede esconder un hecho paradójico: su amplísimo recorrido sobre el horizonte ha llegado a un límite. Ya no podrá conquistar el siguiente valle de la cordillera que se ve a lo lejos, ni tampoco aquel árbol que queda un poco más allá. Su puesta en el día más largo del año viene a anunciarnos el inicio de su retroceso, de una disminución gradual de su luz que su calor, que nos seguirá acompañando (incluso incrementado) durante la estación estival, no va a conseguir disimular.

Al dios que es tan poderoso que ninguna estrella se atreve a brillar cuando recorre el cielo le han puesto un tope. Algo que nos es familiar a todos los humanos en nuestra individualidad, acotada en el espacio-tiempo desde el mismo momento de nuestro nacimiento por más que la medicina se empeñe en ampliar nuestros plazos de vida.

¿O será este non plus ultra una ilusión, una broma de un Dios Desconocido que, disfrazado de Ser Universal, monta películas como la de la Existencia y su devenir, y luego las pasa creando la ilusión de que hay algo fuera de su eterna mismidad? ¿Y no seremos nosotros, que nos ubicamos como espectadores de un Cosmos aparentemente externo, unos simples personajes de uno de los guiones de esos divertimentos? Porque ¿somos la criatura con fecha de caducidad que creemos ser, o bien algo mucho más amplio, misterioso e interesante?

Crepúsculo del día 17 de junio

***

Según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, el solsticio de verano boreal tendrá lugar el 20 de junio a las 23 horas y 44 minutos de hora oficial peninsular. La estación estival durará 93 días y 15 horas, y acabará el 22 de septiembre con el equinoccio de otoño.

Al amanecer serán visibles Venus y Marte durante todo el verano. Júpiter y Saturno serán visibles casi toda la noche al comienzo de la estación, pero únicamente al anochecer a partir de mediados de julio.

A lo largo del verano se van a producir dos eclipses: el día 21 de junio, un eclipse anular de Sol que será visible en el África, sudeste de Europa y Asia; y el 5 de julio, un eclipse penumbral de Luna que será visible en Europa, África y América. Éste último será visible en España.

domingo, 24 de mayo de 2020

Mitos del cielo estrellado: Acuario




Mitos del cielo estrellado
Marc García
Colección Aleteo de Mercurio nº 7
Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2020
Distribuido por
https://www.librosdelinnombrable.com/

lunes, 20 de abril de 2020

Mitos del cielo estrellado: la Osa Menor



Mitos del cielo estrellado
Marc García
Colección Aleteo de Mercurio nº 7
Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2020
Distribuido por
https://www.librosdelinnombrable.com/

martes, 31 de marzo de 2020

Mitos del cielo estrellado: Virgo



Mitos del cielo estrellado
Marc García
Colección Aleteo de Mercurio nº 7
Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2020
Distribuido por
https://www.librosdelinnombrable.com/